VISITANOS LOS DOMINGOS...

Tengo una Palabra Fresca de Parte de Dios para tu Vida

Kit para Evangelizar

Excelente Material que puedes usar para evangelizar, ¡GRATIS!. ¡¡¡No te puedes quedar sin tu Kit!!!.

Excelentes Manuales para discipular a Nuevos convertidos

Puedes bajarlos a tu compu. en formato PDF

Recursos para la Iglesia

Material que puedes usar para predicar, evangelizar, etc. ¡GRATIS!.

Manuales de Discipulado 2012

Manuales que estamos usando en los grupos de Hogar...¡GRATIS!.

miércoles, 24 de junio de 2015

COMO CURAR LA AMARGURA (Escrito)

COMO CURAR LA AMARGURA

   La amargura es uno de los pecados más comunes no solo en el mundo sino también entre el pueblo cristiano evangélico. Casi todos hemos sido ofendidos y  una u otra vez hemos llegado al punto de la amargura. 
   La amargura surge en una persona, cuando esta no ha perdonado a la persona que le ofendió. Uno de los síntomas principales de la persona que esta amargada es que busca la manera de vengarse de la persona que le ofendió, y por lo general la persona amargada es una persona NEGATIVA.
   Debido a que es difícil (si no imposible) vivir amargado y en paz, el hombre maquina maneras para tratar  de resolver su problema de amargura y así menguar el dolor, pero la solución que busca normalmente es la equivocada y la amargura por lo tanto queda intacta. 

Maneras que el hombre busca para salir de su amargura: 

1. VENGARSE
   La manera más común que usa la gente para tratar de sacar la amargura de su vida, es Vengarse. Busca a la persona que le daño y la maltrata, la golpea, habla mal de ella, la corre, se desquita en proporción a lo que le hicieron, etc.
   Solo existen tres motivos para asesinar a una persona: Amor, Dinero y Venganza.

   Cuando intento vengarme por mi propia cuenta... 
   a. Me estoy poniendo en el lugar de Dios.
   Queridos hermanos, no busquen la venganza, sino dejen que Dios se encargue de castigar a los malvados. Pues en la Biblia Dios dice: «A mí me toca vengarme. Yo le daré a cada cual su merecido.» Y también dice: «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Así harás que le arda la cara de vergüenza.» (‭Romanos‬ ‭12‬:‭19-20‬ TLA)
   Según la Biblia es a Dios a quien le toca hacer el juicio contra las personas malas. Entonces la venganza es el pecado de usurpar un derecho que le pertenece a Dios. 
   Querer vengarnos por nosotros mismos es asumir una actitud de orgullo, el mismo pecado que causó la caída de Lucifer (Isaías 14:13,14)
   "Dios no obrara hasta que le deje la situación en sus manos."

   b. La venganza siempre complica la situación.
   Mi propia venganza provoca más problemas, mas enojo, envenena a otros y deja mi conciencia intranquila por lo que hice. 
   No crean ustedes que pueden engañar a Dios. Cada uno cosechará lo que haya sembrado. (‭Gálatas‬ ‭6‬:‭7‬ TLA)

2. MINIMIZAR EL PECADO DE LA AMARGURA
   Minimizo el pecado cuando por alguna motivo puedo justificarlo. Existen, por lo menos tres maneras de minimizar el pecado de la amargura:
   a. Llamarlo por otro nombre... alegando que es una debilidad, una enfermedad o desequilibrio químico, enojo santo, o sencillamente afirmando que "Todo el mundo lo hace". Hay quienes dicen que son muy sensibles y como resultado están resentidos pero no amargados. ¡Cuidado! Hay una relación muy íntima entre los sentimientos heridos y la amargura. 
   b. Disculparse por las circunstancias y así justificar la amargura... "En esta circunstancias Dios no me condenaría por guardar rencor en mi corazón."
   c. Culpar a otros... Cuando se descubre la amargura generalmente el ser humano culpa a la persona que le ofendió. 

   Reconocer que lo que tengo es amargura... Es el principio básico de nuestra sanidad. 
   El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. (‭Proverbios‬ ‭28‬:‭13‬ RVR1960)

3. QUE EL OFENSOR PIDA DISCULPAS
   Queremos que el que nos ofendió nos pida disculpas, pero generalmente eso no sucede. Por eso Dios nos invita a que nosotros tomemos la iniciativa.   La solución radica en hablar con Dios del coraje que tenemos contra tal persona y pedir a Dios perdón y ayuda. Pero también debemos hablar con la persona con la que se tuvo el problema y buscar el perdón y la reconciliación. 
   Lo ideal es poder platicar con la persona con la que tuviste el problema y que se de un cambio. Pero si no se da lo anterior... tu conciencia estará tranquila con Dios y si fuiste sincero con Dios, tendrás su perdón y sanidad. 

Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. (‭S. Mateo‬ ‭5‬:‭23-24‬ RVR1960)

Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. (‭Romanos‬ ‭12‬:‭18‬ RVR1960)

Comparte esta entrada en:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More